HISTORIA DEL PIPA CLUB DE MADRID

Corría año de MCMLXXXII de nuestro señor y habiéndose juntado varios diletantes de la secta pipil, tras arduas reuniones organizativas, pusiéronse de acuerdo.
Los ilustres miembros acordaron formar un ente organizativo que arropase a los esforzados doctrinos de la pipa, para un mayor deleite de la misma. Así cumplidas las calendas de febrero, fue creado el Pipa Club de Madrid.




Anteriormente a la creación en 1982 del Pipa Club de Madrid, existían reuniones de varios pipa-fumadores reunidos en torno a una peña organizada por Arturo del Pozo, que efectuaban sus reuniones en bares y locales de la ciudad, para compartir impresiones y disfrutar del placer de fumar en pipa.

En el año de 1983 ya perfectamente organizado, conformado con unos 90 socios, e incluso publicando un boletín mensual, organiza con gran éxito el IV Campeonato de España de Fumadores de Pipa, acontecimiento que se celebró el Parque del Retiro, contando incluso con la colaboración del Excmo. Ayuntamiento de Madrid.

Se organizan como fijas ya en el pipa club las famosas reuniones de los jueves. Además se crea la insignia del club, exclusiva para los socios, y se reserva una versión de plata para los socios de honor.

En 1984, por deseo del presidente del Pipa Club de Madrid, Arturo del Pozo Rodríguez de Segovia, quien tanto había aportado al mismo, propone renovar la presidencia, siendo nombrado presidente Benjamín Fernández.

Se crea la figura de presidente de honor, cuyo cargo recae, como no, en Arturo del Pozo.

El pipa club sigue ganando renombre siendo incluso objeto de atención en los distintos medios de comunicación el periódico local "Villa de Madrid" incluye un reportaje sobre el club, las socias pipafumadoras fueron entrevistadas por la primera cadena de televisión, la cadena de radio COPE celebró en directo un programa de entrevistas en el cual participaron cuatro miembros de la junta.

En el Campeonato de Europa celebrado el 28 de octubre en Copenhague, el fumador del pipa club de Suiza Pierre G. Muller consigue el impresionante tiempo de 3h. 8m. y 58s.

En abril de 1985, el club ya con numerosos socios, establece cerca del kilómetro cero, su nueva sede social.

En junio de 1985, el presidente Benjamín Fernández, tiene que permanecer varios meses en Canadá concretamente en la zona de Saskatchewan, pasando a ejercer su cargo en funciones, el vicepresidente Agustín Zori.

Se inician una serie de actividades culturales en la propia sede del club.

Se descubre en un friso de la vieja Roma, en Florencia, un grupo de Legionarios fumando en pipa, incluso se ve a uno claramente expulsando humo por la nariz, este arte de fumar ya era conocido antes de que los españoles trajeran el tabaco desde América, es posible que estos fumasen distintos tipos de plantas, entre ellas las hoja de lechuga como lo más probable.

Abril de 1986, se estrena un nuevo año con un nuevo presidente: Miguel Poveda, quien se mantuvo firme en el cargo hasta el año 2004 tomando el relevo Carlos Tobías.

www.000webhost.com